3 formas de iniciar una conversación sobre la migraña

Por Marisa Salice,
Asociación de Trastornos Migrañosos (AMD)

La migraña es algo más que un dolor de cabeza; es una enfermedad neurológica compleja que afecta a más de mil millones de personas en todo el mundo. A pesar de la prevalencia de la enfermedad, el estigma que rodea a la migraña puede hacer que hablar de ella resulte incómodo o difícil.

Tanto si buscas apoyo, como si tratas de educar a los demás o trabajas para aumentar la concienciación, iniciar una conversación sobre la migraña no tiene por qué ser difícil.

Aquí tienes tres formas sencillas de iniciar una conversación:

1. El chat del tiempo

A todos nos encanta la clásica charla sobre el tiempo. ¡Es lo último para romper el hielo! Así pues, la próxima vez que un lunes por la mañana te dispongas a entablar una conversación meteorológica, añade un poco de conciencia sobre la migraña.

Imagínate esto: Estás consultando la previsión meteorológica y te das cuenta de que se avecina un gran cambio, o alguien menciona algún cambio meteorológico próximo. Puesto que los cambios de tiempo pueden desencadenar a menudo ataques de migraña, ¡ésa es tu señal para que te pongas a contar algunos datos y estadísticas sobre la migraña!

«La previsión indica que esta semana se avecina una gran tormenta. A veces los cambios en la presión atmosférica me provocan un ataque de migraña».

Compartir estadísticas y datos sorprendentes sobre la migraña puede ayudar a educar a los demás sobre la prevalencia y gravedad de la enfermedad. También puedes hablar de los síntomas comunes, los desencadenantes y las opciones de tratamiento para concienciar y promover la comprensión.

2. Expresa tus sentimientos y necesidades

«Hoy he tenido un ataque de migraña, ha sido muy duro para mí. Creo que voy a necesitar tumbarme un rato en una habitación oscura y tranquila».

No tengas miedo de expresar abiertamente tus sentimientos y necesidades cuando estés rodeado de personas que te hagan sentir cómodo. Esto puede ayudar a tus seres queridos, amigos o compañeros de trabajo a empatizar con tu experiencia. Tanto si necesitas apoyo, ayuda con una tarea laboral o cotidiana, o simplemente alguien que escuche tu experiencia, ser sincero sobre cómo afecta la migraña a tu vida puede dar lugar a conversaciones significativas y reducir el estigma.

3. Aprovechar las redes sociales

En la era digital actual, las redes sociales son uno de los lugares a los que acudir para dar a conocer prácticamente cualquier cosa. ¿Por qué no aprovechar tu presencia en Internet para iniciar una conversación sobre la migraña?

Considera la posibilidad de compartir un post sobre tus propias experiencias en una publicación social. Sombras para la Migraña es una gran plataforma para empezar. Puedes empezar publicando una foto tuya en Shades el 21 de junio con #ShadesForMigraine.

Mira este vídeo de Donna Kobayaski, que comparte su singular historia con la migraña crónica:

He aquí algunos creadores que comparten su historia en Instagram:

Considera la posibilidad de volver a publicar un artículo o post informativo sobre la migraña. La Asociación de Trastornos Migrañosos y Sombras para la Migraña publican contenidos educativos en Instagram, Facebook, Twitter y TikTok. Para conocer más organizaciones relacionadas con la migraña, consulta nuestra página de Socios.

Nunca se sabe quién de tu círculo social puede estar afectado por la migraña y podría beneficiarse de oír hablar de tu experiencia o conocer nuevos recursos. Además, al destacar la concienciación sobre la migraña en tu feed, estás ayudando a desmantelar el estigma que rodea a esta enfermedad.

1 de cada 7 personas padece migraña. Eso significa que casi todo el mundo conoce a alguien que padece migraña. Únete a nosotros para concienciar y mostrar tu apoyo. Participar es fácil: publica una foto con gafas de sol en las redes sociales el 21 de junio con #ShadesForMigraine.

Publicado en